traspasos
Menú

Sinopsis

Es una comedia sobre la muerte, la cosa tiene guasa.

Copito se muere, y en su agonía quiere hablarnos. Nos habla de su vida; de la de su guardián; de su compañero "el pequeño Kong", un gorila negro que le acompaña desde que entró en el zoo. Y nos habla de su muerte, de su agonía de su miedo a morir y de cómo superarlo. Son palabras de un gorila-filósofo de las que tenemos que aprender nosotros humanos-primates:
"…vivid como si fueseis a morir hoy mismo. El que sabe morir sabe vivir. La muerte es la auténtica libertad…" Además de filósofo, Copito es un actor, un profesional como el mismo dice. Una estrella de los animales en cautiverio, comparable a un Marlon Brando entre los humanos. Y como buen actor nos hará una demostración de su arte, de su sentido de la comedia y de la tragedia.

Pero Copito sobre todo es un gorila (Gorilla, gorilla, gorilla es su nombre biológico). Un sencillo gorila que se va a morir, como cualquiera de nosotros. Y en su identificación con nosotros radica su máximo interés y el resorte que dispara el espectáculo teatral.

En la tarea de documentación sobre Copito y los gorilas en general hablaba con Jordi Sabater Pi (descubridor del gorila blanco), y él me preguntaba:
- ¿Por qué crees que es un símbolo Floquet de Neu? Es como se llama a Copito en catalán.
- ¿Por ser blanco? Contesté
- Eso es secundario, aunque lo blanco siempre ha tenido ventaja sobre lo negro en occidente.
- ¿Entonces?
- Es demasiado parecido a un ser humano.

Nuestro espectáculo humaniza aún más al gorila blanco y le hace decir sus últimas palabras. A nadie sorprende que un gorila hable, como si lo llevara haciendo desde siempre, como si King Kong fuera un pariente lejano y Copito el típico primo de Barcelona. Quiere decir que son tan parecidos a nosotros que es como mirarse en un espejo, donde ves tus miedos, tus carencias, tus soberbias y tus virtudes. Entonces el zoo se convierte en tu casa. "GUARDIAN: La vida en cautividad tiene mala prensa pero es que la gente habla de oídas. Los zoos han cambiado mucho. Ya no hay rejas. Están separados por fosos, no es tan humillante. Y está todo muy bien organizado: el catering, el peluquero, el dentista, el cura… los bichos no tienen que preocuparse de nada. Al llegar les ponen una inyección que los deja suaves. ¿No han visto que están todos como adormilados?". Brillante y triste metáfora de la sociedad en que vivimos.

Mayorga a través del guardián nos identifica con los animales, ya todos somos iguales: bichos.

Copito, el pequeño Kong y el Guardián encarnados por Pedro Casablanc, Gonzalo de Castro y Tomás Pozzi, reproducen un divertido fresco sobre el proceso evolutivo del mono al hombre y viceversa. Y al final, el gorila blanco nos dice lo que piensa sobre nosotros…

La obra culmina con la muerte, como no podría ser de otra manera.

Un amigo autor dice que las mejores historias son en las que sabes el final.

Equipo

Dirección: Andres Lima
Autor: Juan Mayorga

Reparto:

  • Pedro Casablanch
  • Victor Criado
  • Gonzalo de Castro
  • Tomás Pozzi

Ayudante de dirección / Regidora: Celia León
Auxiliar de dirección: Ángela Cremonte
Producción ejecutiva: Helena Martínez
Ayudante de producción: Maria Valls
Producción administrativa: Esther Fernández
Diseño de Iluminación: Valentín Álvarez
Diseño de escenografía y vestuario: Beatriz San Juan
Construcción de Escenografía: Stephan Katzy
Confección de vestuario: Petra Porter
Vestuario Gonzalo de Castro: Coronel Tapiocca
Técnico de Iluminación: Alfredo Alvarez
Fotografía: Claudio de Casas

Producción: Animalario, Vania, Traspasos Kultur S.L.

Agradecimientos: Fundación Olivar de Castillejo, Museo de Ciencias Naturales de Madrid y Barcelona, Zoo Aquarium de Madrid y Barcelona, Coronel Tapiocca